domingo, 25 de noviembre de 2012

Prostitución en los cines del Cercado de Lima 2

Los otrora lujosos y emblemáticos cines del Centro de Lima se han convertido en antros de prostitución clandestina. Las cosas que suceden en las butacas y baños exceden en sordidez a la película porno proyectada en la pantalla.




Vídeo informativo. 

 

 La cultura avasallada por los años. Atrás quedó el esplendor de una noche de julio de 1961, cuando en el cine Le Paris se estrenaba la recordada película Kukulí, filme en quechua. Ahora, 51 años después, este local luce una llamativa cartelera que exhibe sin pudor películas como Los secretos de una masajista, La casa del placer y Amantes por dinero. Ese es, en la actualidad, el panorama de al menos tres cines ubicados en pleno Centro Histórico de Lima, en los que la indiferencia parece ganar espacios que alguna vez fueron dedicados a la cultura. Le Paris es uno de los ‘cines porno’ del Centro de la capital. A pocos metros está el cine Colmena, uno de los más espectaculares de antaño. Ambos lugares –situados en la tradicional avenida Nicolás de Piérola (Colmena)– fueron durante años importantes centros de espectáculos culturales y artísticos. Su ubicación era estratégica pues estaban muy cerca del desaparecido hotel Crillón que, con su ostentosidad, acogió durante años a cientos de personalidades nacionales y extranjeras. La arquitecta del Centro de Investigación, Documentación y Asesoría Poblacional (Cidap), Silvia de los Ríos, sostiene que esa zona no solo era un eje comercial, sino también cultural. “La también conocida como avenida Colmena reunía actividades culturales, incluyendo espectáculos en vivo. La cultura cinéfila era viva y aún no estaba vulnerada por la revolución tecnológica digital”, señaló a Perú21. Incluso, contó que la sede del Club de Teatro de Lima estuvo en un sótano al lado del cine Le Paris. Sin embargo, en los años 80 se mudó a Miraflores. En otras calles, como el jirón Ica, el Teatro Central presentaba los títulos de los filmes más populares del momento en su fachada neocolonial. Muy cerca, en el jirón Washington, el cine Tauro se convirtió en uno de los establecimientos más modernos con 700 asientos en la platea y con 560 en la zona de mezzanine. Sin embargo, uno de los más grandes era el cine Tacna, ubicado en la avenida del mismo nombre, que abrió sus puertas en 1948 con cerca de dos mil butacas. En ese momento fue todo un acontecimiento. 

 PROSTITUCIÓN
Los recuerdos de lo que fueron estos cines se extinguen en el presente. Hoy, las paredes de los históricos locales han sido invadidas de graffitis, y cada rincón, cada pasadizo, solo desprende olor a abandono e indiferencia. Solitarios ancianos, jóvenes estudiantes de institutos y hasta escolares, así como homosexuales, suelen acudir a estas ‘funciones continuadas’ que se inician a las 11:00 de la mañana y terminan pasadas las 10:00 de la noche. No obstante, lo más preocupante es que la prostitución ‘camina’ entre las butacas de los cines. En los baños o en los pasadizos, algunos travestidos se acercan a los espectadores para ofrecerles sus servicios sexuales a solamente 5 soles y, en algunos casos, hasta 15 soles. Incluso, otros homosexuales ‘obsequian’ placer a los aficionados al cine para adultos en el interior de los establecimientos. También hay parejas gays que, en medio de la oscuridad, no esconden su placer. Todo esto ocurre en Colmena, Central y Le Paris. En setiembre del año pasado, este último local fue clausurado por inspectores de la Municipalidad de Lima, quienes determinaron que dicho espacio era totalmente inseguro. Meses después volvió a abrir sus puertas. Pero, ¿qué motivó el final de estos cines? Para Silvia de los Ríos, “la piratería es uno de los factores por el que estos lugares, antes de quebrar, prefirieron proyectar entre tres y cuatro películas pornográficas seguidas durante el día”. “La cultura cinéfila fue avasallada por la modernidad en estas zonas. Ahora, por dos soles puedes adquirir un DVD para ver la película en la computadora o en el televisor. Esto pese a que nada se compara con verla en un cine”, dijo. 


FISCALIZACIÓN 
Respecto a la actual situación de los mencionados cines, el gerente de Fiscalización de la comuna limeña, Álvaro Anicama, precisó que ya se han clausurado establecimientos que incumplían con las medidas de seguridad y, además, sus dueños no hacían nada por desterrar la prostitución clandestina. “Además, se admitían los encuentros sexuales”, según confirmó el propio funcionario del municipio capitalino. “A los propietarios del cine Le Paris les indicamos que debían retirar la publicidad de películas para adultos de su fachada. Lo hicieron y fue reabierto luego de cumplir con las observaciones”, afirmó. En diálogo con Perú21, sostuvo que todos los dueños de estos establecimientos han recibido una notificación para que migren, lo más pronto posible, de actividad comercial. “En el caso de Le Paris, insisten en que no hay ninguna ley que les prohíba proyectar películas pornográficas, pero estamos realizando un informe técnico sobre la licencia de funcionamiento para evitar esta actividad”, señaló. En el caso del cine Tauro, explicó que se evalúan dos opciones. “Le hemos advertido al dueño que debe cambiar de rubro, y existe la posibilidad de que ProLima adquiera esas instalaciones para convertirlas en un centro cultural”, expresó. Además, manifestó que quieren convencer a los propietarios de que la conversión sí será un negocio rentable para ellos. Por otro lado, aseguró que continúan con los operativos de fiscalización. “Tenemos un equipo de investigación. Cada 15 días, personal encubierto visita estos locales. Apenas encontramos alguna irregularidad, regresamos para intervenirlos y clausurarlos”, aseveró el funcionario. Lo mismo se realiza, afirmó, en los night clubs y hostales ubicados en zonas cercanas a estos cines, donde –tal como ha advertido Perú21 en ediciones anteriores– también se ejerce la prostitución. “Hay varios establecimientos que están por ser clausurados en las próximas semanas”, adelantó. Se refirió, asimismo, a las más de 30 imprentas que se ubican en el Centro Histórico de Lima y que deberán cambiar de rubro o mudarse antes del 30 de diciembre próximo. 




 SABÍA QUE
 Otros cines que proyectan películas pornográficas son el Ritz, ubicado en la avenida Alfonso Ugarte 1431; el Omnia, en la cuadra 10 de la avenida Abancay, y el Maximil, situado en el jirón Inca 863, en Surquillo. - Estos lugares son insalubres pues hay roedores e incluso se arrojan preservativos en medio de las salas. 

Ultimo minuto:Cierran el tradicional Cine Grau donde se ejercía la prostitución clandestina
 Jueves 22 de noviembre del 2012
El antiguo cinema, donde se proyectaban películas pornográficas, era sitio clandestino de travestis que ejercían este oficio en el distrito de La Victoria. Lima. Agentes de Fiscalización de la Municipalidad de La Victoria, clausuraron el tradicional Cine Teatro Grau, debido a evidentes indicios de prostitución clandestina de travestis. El cine teatro que proyectó las mejores películas de hace más de 3 décadas se había convertido en un lugar insalubre que emanaba un terrible olor, informó el diario ‘Trome’. En el operativo se encontraron * preservativos usados* y* butacas rotas*, además se descubrió que se proyectaban películas pornográficas, cuyas entradas costaban 5 nuevos soles.


Video para no dejar de informarnos.

2 comentarios:

  1. Hasta nombre de batalla tienen los maricones que brindan servicios en el cine Central " LAS CEBRAS DEL CENTRAL", no jodan, ja,ja,ja...vean el video, buenisimoo. ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  2. jaajajjajaajjajajajajaja ke pendejos!! LAS CEBRAS del CentraL!!! XDDDDDD... Buen Video!

    ResponderEliminar